Lo que debes saber si quieres hacerte un piercing en la oreja


Lo piercings se han convertido en algo sumamente común, cada vez hay una mayor cantidad de personas que están recurriendo a ellos. Es cierto que muchos piercings se ven bastante bien a nivel estético y dan un toque distintivo a las personas.

Sin embargo, si vas a recurrir a un piercing hay que conocer más a fondo esta práctica, esto te ayudará a que puedas hacerlo de la forma más segura posible. Es por ello que hoy vamos a hablarte de algunas cosas que debes tener en cuenta cuando vayas a hacerte un piercing en la oreja.

Tipos de piercing en la oreja

Los tradicionales lóbulos principales o superiores siguen siendo una opción clásica, mientras que los piercings de lóbulo extensible llevan las cosas a un nivel superior. El lóbulo transversal consiste en un piercing de 90º cuya longitud corre paralela al borde inferior del lóbulo de la oreja (también conocido como plano sagital). Una mordedura de serpiente se refiere a la colocación de dos piercings muy juntos creando este efecto de nombre descriptivo.

Los piercings del helix y del tragus son los más populares en la oreja, seguidos de cerca por los del lóbulo. Son muchas las personas que acuden a los centros de piercing para colocarse alguna de estas dos opciones.

Los piercings en el helix se colocan en el cartílago superior de la oreja. La helix delantera es la curva interior del cartílago más cercana a la cara que se encuentra con el tragus, una pequeña curva de cartílago delante del canal auditivo. Está cerca del punto de perforación de la concha, también conocido como la concha exterior de tu oreja (de ahí su nombre).

El grajo se encuentra entre la concha interna y la externa, justo por encima del tragus, como un piercing inferior. Al igual que el piercing de la concha, se coloca a través de la parte antihélix de tu oreja.

Los piercings daítricos están relacionados con la minimización de los dolores de cabeza y se sitúan en el pliegue superior interno. Por último, los piercings industriales consisten en dobles agujeros a través del cartílago superior en los que se inserta una única pieza de joyería.

¿Cuál es la parte ideal para perforar la oreja?

Ten en cuenta que el tipo de pendientes que llevas y la forma de tu oreja pueden influir en el lugar donde debes perforarte. Con la infinidad de tipos de pendientes que existen, explora los estilos que pueden adaptarse a tu oreja, como los huggies (pequeños aros que abrazan esencialmente la oreja), las tachuelas o las barbas. Los ejemplos de joyería de piercing estándar son el acero inoxidable, el titanio y el oro, pero puedes cambiar a pendientes de plata de ley una vez que los piercings se hayan curado.

Si estás atascada, tu perforador también puede orientarte. Lo ideal es hacer un consulta previa para poder determinar cuál es el mejor jugar para colocar el piercing. El profesional puede darte algunos consejos que van a ayudarte a hacer la mejor elección posible.

Investiga antes de reservar una cita

Si te decides a dar el salto al piercing, investiga sobre los piercers profesionales que hay cerca de ti. Busca recomendaciones en los hashtags de Instagram y echa un vistazo a las imágenes de sus trabajos. Los piercings en las orejas suelen costar a partir de 20€ y van subiendo en función del estudio y las joyas.

Esto es algo sumamente importante, ya que que hay lugares en los que pueden hacer piercings sin ser profesionales. Si bien hay casos en los que han tenido resultados satisfactorios, también hay otros en los que las personas han tenido muchos problemas a causa de ello. Esto incluye infecciones graves por no haber realizado el procedimiento adecuado.

Un sitio profesional de piercing suele tener una licencia otorgada por el ayuntamiento, esto algo que debes buscar.

¿Cuál es el piercing más doloroso?

No hace falta decir que algunos piercings de oreja son más dolorosos que otros. El cartílago, un tejido conectivo, es mucho más grueso que el lóbulo. Los piercings de cartílago pueden hincharse y requerir postes de joyería más largos mientras se curan. Para los piercings de cartílago se utilizan agujas estériles especializadas y se introducen joyas esterilizadas justo después de hacer el agujero.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.